Ermita

ERMITA EN HONOR A LOS SANTOS ABDÓN Y SENÉN:

 

Se encuentra enclavada en el denominado “Valle de San Antonio” a orillas del río Túria, cuentan nuestros mayores, se construyó para dar gracias por la carencia de accidentes ocasionados por la bajada de troncos que se efectuaba por el río y posteriormente en honor de los Santos Abdón y Senén para que protejan los cultivos de las inclemencias meteorológicas.

Monumento con un atrio con arcos, espadaña con campana y una plaza exterior con Vía Crucis con capillitas todas encaladas y ladrillos valencianos en su interior. El acceso a la misma se produce a través de un portón de doble hoja flanqueado por dos ventanales, una vez dentro de la misma podemos observar el suelo de ladrillos rojos cuarteados en contraste con el poyo blanco que recorro las paredes encaladas con ventanas de arco escarzano, arcos fajones en la bóveda con relieves barrocos en el interior y los lunetos con ventanas tapiadas, pilastras con capiteles corintios y el cornisamiento completo que adorna la capilla.

En el frontal del altar hay una talla de yeso que representa una espiga y un racimo de uvas, símbolos de los Santos Abdón y Senén de los cuales hay un cuadro en la hornacina abierta entre pilastras con relieves barrocos.

Cabe destacar el coro, sostenido por una jácena de madera y un techo de bovedillas con vigas broqueladas, el púlpito y la sacristía a la que se accede por una puerta de cuarterones. Además de ser un Bien Patrimonial, es muy valorado por las gentes del municipio por lo que representa y el entorno donde se encuentra